Archivo de la etiqueta: Polos

Gregg Braden: “Inversión magnética de los polos” – Segunda parte

Gregg Braden fue el primer geólogo en reconocer y evaluar que la Tierra está a punto de completar un, proceso de “inversión electromagnética de los polos”.


Desde 1970, cuando él trabajaba para la Phillips Petroleum, comenzó a notar que el campo magnético de la Tierra se encontraba en su punto más bajo en 2000 años, y que continuaba en descenso. Hoy publicamos partes de una interesante entrevista hecha a Braden en septiembre del año 2002.

Periodista: ¿Es verdad que los polos electro-magnéticos de la Tierra están en proceso de invertirse?
Gregg Braden: Ese es un hecho ya reconocido por el mundo científico. Durante los meses de mayo, junio y julio de este año (2002) revistas como: “Nature”, “Science” “Scientific American”, y “New Scientist” publicaron reportes advirtiendo que nos encontramos ya en camino de una “Inversión polar”.


Desde 1960 los geólogos habían encontrado evidencia de que periódicamente en la Tierra ocurre esta inversión de los polos. Analizaron las partículas magnetizadas que quedaron atrapadas en ciertas posiciones- dentro de las capas de tierra, hielo y en los fósiles. Y descubrieron que las inversiones polares ya han ocurrido catorce veces en la Tierra, durante un período de cuatro y medio millones de años.


Por otro lado, en las últimas décadas se ha observado que las aves y otros animales migratorios, como las ballenas que viajan orientados por las líneas magnéticas de la Tierra, a menudo se pierden. Esto ocurre porque las mismas líneas magnéticas hoy los conducen a sitios distintos de los refugios que acostumbraban a frecuentar.


Para que no ocurra lo mismo con los aviones, las autoridades aeronáuticas han tenido que actualizarse cada vez que los polos se desplazan más de ocho grados.


El primer aeropuerto en alinearse con el nuevo norte magnético fue el de Saint Paul, en Minneapolis, para ello tuvo que invertir una suma cercana a los $85.000 dólares. Y ya en 1997 25 aeropuertos de los EE.UU. habían cambiado sus números, para reflejar las nuevas lecturas magnéticas.


Periodista: ¿Sobreviviremos al cambio polar?


Gregg Braden: De acuerdo a la evidencia científica, la última inversión de los polos sucedió hace unos doce mil años. Pero hay tradiciones orales y escritas que sugieren que esta experiencia se vivió posteriormente en la Tierra, hace sólo unos 3600 años. Si nuestros antepasados sobrevivieron entonces, también lo haremos ahora nosotros. Pero, ¡Les aseguro que será una vivencia muy extraña para todos!


Periodista: ¿Tiene Usted idea de cómo nos afectará la inversión de los polos?


Gregg Braden: Sabemos que existe una correlación entre el magnetismo y la memoria. En un computador los campos -,magnéticos de la memoria están sostenidos en su lugar por una carga eléctrica. Cuando mueren las baterías y la carga eléctrica es nula, la memoria se pierde. Igual ocurre con el ser humano.


Posiblemente con el cambio polar se lavarán todas las memorias que han sido la base de la civilización actual, y nuestro nivel de conciencia cambiará, porque solo contaremos con el recuerdo de quienes somos en nuestra verdadera esencia.


Periodista: ¿Cómo saben que la conciencia cambia cuando desaparece la influencia del campo magnético de la Tierra?


Gregg Braden: Bueno, los astronautas han sido la mejor herramienta de experimentación, porque ellos han salido de la atmósfera de la Tierra. Todas sus experiencias están muy bien documentadas.
Muchos de ellos han hablado y relatan que tuvieron experiencias, revelaciones y sentimientos que alteraron su conciencia, y como resultado sus vidas se transformaron.


Algunos no pudieron asimilar lo sucedido, tal vez porque no estaban preparados para ello, y se refugiaron en las drogas, o el alcohol.


Otros se orientaron hacia lo positivo, como el Dr. Edgar Mitchel, quien fundó la organización “Noetic Sciences” (las Ciencias Noéticas estudian: la mente, la conciencia, el potencial humano y las creencias. Noético viene del vocablo griego que significa conocimiento intuitivo).


O el caso del Coronel James Irwin, astronauta del programa Apolo, quien hizo esfuerzos heroicos por encontrar el arca de Noé, y en su búsqueda escaló 50 veces el monte Ararat. Hay que aclarar que existe una profecía que dice que “El día en que se encuentre el Arca de la Alianza se hallará también la paz.”

Fuente: Biblioteca Pléyades

El Sol: Cambio de polaridad en su campo magnético

 El campo magnético del Sol está a punto de revertir su polaridad en los próximos 3 o 4 meses. Este cambio de polaridad es un comportamiento perfectamente normal que ocurre cada 11 años en cada pico máximo del ciclo de actividad de nuestra estrella. La inversión del campo no conduce al aumento de erupciones solares ni producirá más eyecciones de masa coronal de las que se observan normalmente al acercarse al máximo de un ciclo solar.

Durante la reversión, los campos magnéticos polares del sol se debilitarán del todo hasta llegar a cero, y luego se recuperarán con la polaridad opuesta. Los científicos que estudian el Sol estudiarán esa recuperación que ocurrirá en los próximos 2 años. La velocidad con la que se recupera completamente el campo magnético solar es un indicador de la intensidad que tendrá el siguiente ciclo solar. El sol ha estado muy tranquilo durante el presente ciclo de 11 años de actividad, llamado Ciclo 24, por lo que los científicos esperan con interés ver un fuerte campo magnético emerger después de la inminente reversión de la polaridad.

La Dra. Andrea Costa del Instituto de Astronomía Teórica y Experimental (CONICET-UNC) de Córdoba, Argentina, especialista en el estudio de la física solar, nos compartió la siguiente información respecto de la actividad solar:

“A lo largo del siglo XX se han identificado objetos astronómicos que tienen campos magnéticos: no sólo la tierra y muchas estrellas tienen campos, sino también se conocen galaxias que poseen campos extendiéndose a lo largo de sus brazos espirales. Desde que en 1908 se supo que las manchas solares son manifestaciones de campos magnéticos muy intensos, el estudio estadístico de estas manchas y el de su periodicidad (el número de manchas aumenta desde prácticamente cero hasta un máximo y vuelve a disminuir a cero en aproximadamente once años) dio lugar a la teoría del dínamo solar. Esta teoría da una explicación acerca de cómo se produce y cambia el campo magnético global del sol.

Se sabe, a partir de la teoría de dínamo y de estudios empíricos, que el cambio de polaridad del sol, relacionado con el aumento y disminución de las manchas, ocurre cada once años. Las manchas solares son conocidas desde la antigüedad aunque la medición sistemática de su número sobre la superficie solar, conformando bases de datos se realiza desde el 1700. La numeración de los ciclos en períodos de once años se realiza desde 1749 debido a la propuesta del astrónomo Wolf, estudioso de la variabilidad del sol. Los datos con los que se analiza la periodicidad del Sol se obtienen mediante observaciones directas del Sol, contando el número de manchas a lo largo del ciclo, y también mediante estudios empíricos indirectos que permiten estimar la actividad magnética del sol. Un ejemplo de estudios indirectos es el registro de variabilidad mediante la comparación de los anillos de crecimiento de los árboles. Este crecimiento es más o menos importante dependiendo de la mayor o menor actividad solar, es decir, cuando estamos en época de máximo o mínimo respectivamente. El análisis de la densidad de isótopos radiactivos depositados en estratos de hielo es también una medida de la actividad solar. De esta manera se conoce que han habido épocas donde la actividad solar fue muy baja, con un número de manchas muy pequeño. El caso más conocido es el del mínimo de Maunder que se extendió aproximadamente entre los años 1650 y el 1700. En esa época, la temperatura media de la tierra bajó apreciablemente, del orden de 1ºC, se la llamó ‘pequeña glaciación’ y sus efectos se pueden rastrear en la crónica de la época.

Actualmente, el ciclo 24 ha traspasado su máximo y, próximamente, -luego de que la intensidad del campo se reduzca a cero- entraremos en un nuevo ciclo en el que la polaridad estará invertida respecto al ciclo anterior y el proceso se reiniciará nuevamente”

Fuentes: Dra. Andrea Costa (IATE), Space.com, science@nasa, Grupo Amateur de Meteorología Espacial