Archivo de la etiqueta: espacio tiempo

Fundación EticoTaku: No dejes que te saquen de tu diferencial. Tu mayor tesoro: El Cielo en la Tierra.

No hay mayor dicha que la lógica de las emociones. Cuando estas colman la grandeza de los osciladores armónicos que llevamos dentro. El sutil desenvolvimiento de nuestra energía, interactúa con la esencia de la materia modificando todo aquello que encontramos a nuestro paso. No busques fuera, mira dentro y comprende que el cielo lo tienes en la tierra.

Cada vez que trabajamos el espectro de las Resonancias Schumann y concentramos nuestra energía en fluir desde dentro hacia fuera, inhibimos el miedo. Cuando lo hacemos, liberamos energía y aceleramos el proceso de nuestras transacciones biofísicas. El Calcio Ca2+, suma un ión y comenzamos a trascender al maravilloso mundo de nuestras realidades multiversales, curvando el espacio y acelerando el tiempo fractal hasta el punto de “parar el tiempo” lineal.

Todos hemos vivido esa sensación. En los últimos días, esta realidad se vuelve material cuando la aprehendemos de forma consciente. La hacemos nuestra.

La intersección de las frecuencias de la Tierra con las nuestras propias, nos reconcilia con el Universo, y con la Madre. Nos proporciona el regreso a nuestro Edén, que no es otro que la toma de posesión de nuestras auténticas emociones. Es entonces cuando aparece el Amor (“A-Mor” :La negación del caos en griego). Aparece la armonía que nos permite convolucionar desde el “homo Sapiens” al “homo luminum”. Desde el primate al Ser de Luz. Desde el animal al Orión.

Cuando trabajamos nuestro impulso interior convolucionamos en lugar de evolucionar. En ese trabajo, generamos la energía suficiente para modificar todos y cada uno de nuestros procesos biofísicos y convertirnos en energías libres.

En el proceso de convolución, nos fundimos con la energía primigenia de la “super onda” y nos volvemos sutiles, al tiempo que eficientes, pues nos integramos en el Universo sin perder nuestra identidad y nuestra peculiaridad, y en ese proceso recorremos las líneas del tiempo, cambiando nuestro futuro al reconciliar nuestro pasado con el presente continuo en un escenario de “no tiempo”.

Cuando tras este proceso negociamos interiormente con nuestros centros, cambiamos la “foto” de la energía, por la “mater”, el nuevo estado interior que proyectamos al exterior desde nuestros osciladores armónicos.

Es justo en ese momento cuando literalmente “cambiamos” la realidad, pues desactivamos el “mor” (caos) y lo sustituimos por el “a-mor” (armonía), en el instante de intensidad que dura la proyección consciente de nuestros pensamientos materializados con el “verbo”, y la consecución de la acción consciente.

En ese estado, nos hallamos protegidos del espectro del miedo, la ira y el odio, pues éstos se encuentran en la franja audible, mientras que la energía sutil procedente de nuestras emociones es impulsada por nuestros osciladores armónicos, que actúan desde el espectro de los -80db (El espectro no audible) del impulso creativo.

Cuando de forma permanente entrenamos nuestra capacidad para mantener nuestras frecuencias entre los 13 y los 25Hz, conseguimos aislar las pasiones, los miedos y la ira y el odio con carácter permanente, y nos envolvemos en una especie de plasma o burbuja que mantiene nuestros procesos biofísicos aislados de las agresiones externas, ya que no retroalimentamos con ellas.

En ese recorrido alcanzamos la libertad, la paz interior y la felicidad: El cielo en la Tierra, pues también modificamos las frecuencias externas de aquellos que inconscientemente divergen de nuestra resonancia. El efecto contagio se produce al instante y genera un espectro sutil parecido al mecanismo de los vasos comunicantes.

Como prueba práctica de ello, realicemos un sencillo ejercicio:

1º-Cuando tengas pensamientos negativos, toma conciencia de ellos y gíralos. Dales la vuelta. Piensa en la oportunidad positiva que acompañó a tales pensamientos. Míralo como una oportunidad y una fortaleza, no como una amenaza, y justo en ese momento desaparecerá el miedo.

2º.-No tengas miedo a emocionarte. Esa emoción interior que generas cuando algo resuena en tu interior, no es tristeza sino la activación del ión de Calcio. No pares el proceso, libera esa energía. Sonríe y prueba a tomar conciencia de tus emociones más profundas.

3º.-No escuches a quién te grite, descargue en ti su ira o su ego, pues está proyectándolo sobre ti. No escuches al que critica, ofende y/o habla negativamente de ti o de terceros, y no proyectes o descargues tu ira o tu ego en otros. No critiques ni hables negativamente de otros. Fluye desde dentro en convergencia, emociónate y contagia tus emociones a los que te rodean.

En ese momento habrás conseguido el cielo en la Tierra, y estarás interactuando con las energías del Universo. Focaliza en esa felicidad que sientes al hacerlo, no en los resultados materiales, y te sorprenderán los cambios: Curvarás el Espacio-Tiempo.

 

StarViewerTeam International 2011.

La teoría cuántica demuestra que la conciencia se traslada a otro Universo al morir

Un libro titulado “El biocentrismo: Cómo la vida y la conciencia son las claves para entender la naturaleza del Universo” contiene una noción de que la vida no termina cuando el cuerpo muere, y puede durar para siempre.

El autor de esta publicación, el científico Dr. Robert Lanza, que fue votado como el tercer científico más importante con vida por el New York Times, no tiene ninguna duda de que esto es posible.

Lanza es un experto en medicina regenerativa y director científico de Advanced Cell Technology Company.

Antes de ser conocido por su extensa investigación que se ocupa de las células madre, también fue famoso por varios experimentos exitosos de clonación de especies animales en peligro de extinción.

Pero no hace mucho tiempo, el científico se involucró con la física, la mecánica cuántica y la astrofísica.

Esta mezcla explosiva ha dado a luz a la nueva teoría del biocentrismo, que el profesor ha estado predicando desde entonces.

El biocentrismo enseña que la vida y la conciencia son fundamentales para el universo. Es la conciencia que crea el universo material, y no al revés.

Lanza apunta a la estructura misma del universo, y que las leyes, las fuerzas y las constantes del universo parecen estar bien afinados para la vida, lo que implica la inteligencia existente antes que la materia.

También afirma que el espacio y el tiempo no son objetos o cosas, sino más bien las herramientas de nuestro entendimiento animal.

Lanza dice que llevamos el tiempo y el espacio alrededor con nosotros “como tortugas con caparazón. “Lo que significa que cuando el caparazón se desprende (espacio y tiempo), aún existimos.

La teoría implica que simplemente no existe la muerte de la conciencia. Sólo existe como un pensamiento, porque la gente se identifica con su cuerpo.

Ellos creen que el cuerpo se va a morir, tarde o temprano, pensando que su conciencia va a desaparecer también.

Si el cuerpo genera conciencia, entonces muere la conciencia cuando el cuerpo muere. Pero si el cuerpo recibe la conciencia de la misma manera que una caja de cable recibe señales de satélite y, a continuación, por supuesto, la conciencia no termina en la muerte del vehículo físico.

De hecho, la conciencia existe fuera de las limitaciones de tiempo y espacio. Es capaz de estar en cualquier lugar: en el cuerpo humano y fuera de él.

En otras palabras, es no local en el mismo sentido que los objetos cuánticos son no local.

Lanza también cree que pueden existir múltiples universos simultáneamente. En un universo, el cuerpo puede estar muerto.

Resized-V8N2P
Y en otro continúa existiendo, absorbiendo la conciencia, que emigró a este universo.

Esto significa que una persona muerta aún viajando a través del mismo túnel termina no en el infierno o en el cielo, sino en un mundo similar al que él o ella una vez habitada, pero esta vez con vida. Y así sucesivamente, hasta el infinito. Es casi como un efecto más allá de la muñeca rusa cósmica.

Esta esperanzadora, pero muy controvertida teoría de Lanza tiene muchos partidarios incondicionales, no sólo los simples mortales que quieren vivir para siempre, sino también algunos científicos de renombre.

Estos son los físicos y astrofísicos que tienden a estar de acuerdo con la existencia de mundos paralelos y que sugieren la posibilidad de múltiples universos.

Multiverso (multi-universo) es un concepto científico de la llamada, que ellos defienden. Ellos creen que no existen leyes físicas que prohiban la existencia de mundos paralelos.

El primero fue un escritor de ciencia ficción de HG Wells, que proclamó en 1895, en su cuento “The Door in the Wall”.

Y después de 62 años, esta idea fue desarrollada por el Dr. Hugh Everett en su tesis de posgrado en la Universidad de Princeton. Básicamente plantea que en un momento dado el universo se divide en innumerables casos similares.

Y al momento siguiente, estos universos “recién nacidos” se dividieron en una forma similar. En algunos de estos mundos puede estar presente: leyendo este artículo en un universo, o viendo la televisión en otro.

El factor desencadenante de estos multiplyingworlds (multi universos paralelos) son nuestras acciones, explicó Everett. Si hacemos algunas elecciones, al instante un universo se divide en dos con las diferentes versiones de los resultados.

En la década de 1980, Andrei Linde, científico del Instituto de Física de la Lebedev, desarrolló la teoría de los universos múltiples. Actualmente es profesor en la Universidad de Stanford.

Linde explicó: el espacio consiste en muchas esferas infladas, que dan lugar a esferas similares, y estos, a su vez, producen esferas en mayor número, y así sucesivamente hasta el infinito.

En el universo, están separadas entre sí. No son conscientes de la existencia del otro. Pero representan partes de un mismo universo físico.

El hecho de que nuestro universo no está solo se apoya en los datos recibidos desde el telescopio espacial Planck.

El uso de los datos, los científicos han creado el mapa más exacto del fondo de microondas, la llamada radiación de fondo de la reliquia, que se ha mantenido desde el inicio de nuestro universo.

Resized-QN8HH

También encontraron que el universo tiene un montón de rincones oscuros representados por algunos agujeros y lagunas extensas.

La físico teórico Laura Mersini-Houghton de la Universidad de Carolina del Norte y sus colegas argumentan: existen las anomalías de microondas de fondo, debido al hecho de que nuestro universo está influenciada por otros universos existentes en las inmediaciones. Y los agujeros y lagunas son el resultado directo de los ataques contra nosotros por los universos vecinos.

Por lo tanto, hay abundancia de lugares u otros universos donde nuestra alma podría emigrar después de la muerte, de acuerdo con la teoría de la neo-biocentrismo. ¿Pero existe el alma?

¿Hay alguna teoría científica de la conciencia que podría acomodar tal afirmación?

Según el Dr. Stuart Hameroff, una experiencia cercana a la muerte que sucede cuando la información cuántica que habita en el sistema nervioso deja el cuerpo y se disipa en el universo.

Contrariamente a las cuentas materialistas de la conciencia, el Dr. Hameroff ofrece una explicación alternativa de la conciencia de que tal vez puede atraer tanto a la mente científica racional como a las intuiciones personales.

La conciencia reside, de acuerdo con Stuart y el físico británico Sir Roger Penrose, en los microtúbulos de las células del cerebro, que son los sitios primarios de procesamiento cuántico.

Al morir, esta información es liberada de su cuerpo, lo que significa que su conciencia va con ella.

Han argumentado que nuestra experiencia de la conciencia es el resultado de los efectos de la gravedad cuántica en estos microtúbulos, una teoría que denominaron reducción objetiva orquestada (Orch-O).

La conciencia, o al menos proto-conciencia es teorizada por ellos como una propiedad fundamental del universo, presente incluso en el primer momento del universo durante el Big Bang.

“En una de tales experiencia proto-consciente el esquema es una propiedad básica de la realidad física accesible a un proceso cuántico asociado con la actividad cerebral.”

Nuestras almas de hecho se construyen a partir de la trama misma del universo, y puede haber existido desde el principio de los tiempos. Nuestros cerebros son sólo receptores y amplificadores para el proto-conciencia que es intrínseca a la estructura del espacio-tiempo.

Entonces, ¿hay realmente una parte de su conciencia que no es material y va a vivir después de la muerte de su cuerpo físico?

El Dr. Hameroff dijo al Canal de Science a través del documental Wormhole:

“Digamos que el corazón deja de latir, las paradas de la sangre que fluye, los microtúbulos pierden su estado cuántico.

La información cuántica en los microtúbulos no se destruye, no puede ser destruida, sólo se distribuye y se disipa con el universo en general.”

Robert Lanza añadiría aquí que no sólo existe en el universo, es que existe tal vez en otro universo.

Si es resucitado al paciente, se reaviva, esta información cuántica puede volver a los microtúbulos y el paciente dice “Tuve una experiencia cercana a la muerte”.

Y añade: “Si no son revividos, y el paciente muere, es posible que pueda existir esta información cuántica fuera del cuerpo, tal vez indefinidamente, como un alma.”

Esta explicación de la conciencia cuántica explica cosas como las experiencias cercanas a la muerte, la proyección astral, experiencias fuera del cuerpo, e incluso la reencarnación sin necesidad de apelar a la ideología religiosa.

La energía de su conciencia potencialmente se vuelva a transformar en un cuerpo diferente, en algún momento, y en el tiempo significa que existe fuera del cuerpo físico en algún otro nivel de realidad, y, posiblemente, en otro universo.

Fuentes:

http://theviralpost.com/quantum-theory-proves-consciousness-moves-to-another-universe-at-death/

http://en.wikipedia.org/wiki/Biocentric_universe

http://www.news.com.au/news/quantum-scientists-offer-proof-soul-exists/story-fnenjnc3-1226507686757

http://www.psychologytoday.com/blog/biocentrism/201112/does-the-soul-exist-evidence-says-yes

http://www.hameroff.com/penrose-hameroff/fundamentality.html

Entrevista de Claudia González de Vincenzo a Dolores Cannon

Hace algunos días hablaba con una persona a quién conocí recientemente y que actualmente estudia medicina. En una conversación distendida sobre algunos de los problemas actuales en los que se ve sumergida la humanidad acabamos hablando sobre el ocultamiento de los medios masivos a la sanación energética, que dejarían relegada a la prehistoria a la medicina actual, al menos en lo que se refiere a la sanación, psíquica, biológica y espiritual.  Hablamos de la utilización de la energía del campo fuente (así llamado por el conocido escritor y conferenciante David Wilcock), también conocida por quintaesencia, prana, akasha, quinto elemento o éter (Pitagóricos), energía o materia oscura (científicos actuales), campo holográfico o mente divina (Gregg Braden), conciencia divina, conciencia universal, fuente, y otros,… y que podría dar una explicación coherente al campo unificado buscado por los científicos actuales para la concepción de todo el Universo, donde la materia, la energía, el espacio, el tiempo y la consciencia estuvieran formando parte de un todo indivisible. Uno de esos máximos exponentes científicos fue Albert Einstein, quién a través de su conocida fórmula E=mc² establecía una equivalencia entre Energía y Masa (materia), que es lo mismo que decir que la materia está hecha de energía.

«Si existe un campo unificado (y la mayoría de los físicos están convencidos de que debe existir), automáticamente sería responsable, por su diseño mismo, de crear toda la materia del universo. No estamos concibiendo una energía que impulsa el flujo del tiempo, estamos concibiendo la Fuente de todo el espacio, tiempo, materia, energía y vida del universo.»

David Wilcock, “El Campo Fuente”

El caso es que la existencia de este Campo Fuente o, simplemente, Fuente; permitiría una alimentación o fluido energético imprescindible para la existencia de la materia y de la vida tal y como la conocemos, de modo que una alteración de la misma provocaría daños en ese patrón vital, según recoge David Wilcock en su libro:

«La frecuencia más importante para la vida biológica es de 380 nanómetros. Si esta frecuencia se desordena, nuestro ADN no es capaz de absorber la luz que necesita ni de guardarla, y nos genera cáncer.»

Algunos de los estudios más avanzados hoy día en el campo unificado corren a cargo del conocido físico Nassim Haramein, de quién ya hemos publicado algunas de sus conferencias en anteriores entradas.

Por su parte, Dan Winter se refiere al Campo Fuente en los siguientes términos:

«…cuando las ondas electromagnéticas convergen en un punto dando lugar a un fractal, los fractales son generadores de vida, y su presencia crea los espacios sagrados, lo que nos une con la divinidad.»

Para saber más acerca del “Campo Fuente” de David Wilcock, de la “Matrix Divina” de Gragg Braden o de la “Teoría de Campo Unificada” de Nassim Haramein o Dan Winter, recomiendo visitar estos enlaces anteriores: Conciencia Universal, Conciencia Universal II Parte – La Matriz Divina, Nassim Haramein – Conferencia Cognos 2010, Barcelona, Fractal: La perfecta unión con Dios.

Y, para no extendernos más, os dejo con la entrevista de Claudia González a Dolores Cannon, donde Dolores nos explica que, gracias a su propio sistema de hipnosis regresiva, accidentalmente llegó a establecer contacto directo con entidades o seres que supuestamente pertenecerían a este Ser Superior, Alma Suprema o Conciencia Universal, como ella misma lo define, y que es/son la fuente de sanación a sus pacientes: