Archivo de la etiqueta: Escuela de Medicina de

10 Alimentos para regular la tensión arterial

La presión arterial alta, también conocida como hipertensión, es un problema de salud en la cual existe presión alta constante de la sangre en las arterias.

Una persona sufre de hipertensión cuando la lectura de la presión arterial es de 140/90 mm Hg o más. Algunas de las causas comunes de este problema de salud son la obesidad, factores genéticos, la ingesta excesiva de alcohol, alta ingesta de sal, la falta de ejercicio aeróbico, el estrés, las píldoras anticonceptivas, el consumo de algunos analgésicos, enfermedades renales y enfermedades suprarrenales, entre otras.

Si no se trata a tiempo, la presión arterial alta puede causar ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal. Aunque a menudo se prescribe medicación para los pacientes con hipertensión, también se puede controlar con remedios naturales simples con la ayuda de ingredientes de cocina fácilmente disponibles.

En ocasiones, los remedios caseros pueden ser suficiente para restablecer la presión arterial a niveles normales. Sin embargo, si su médico le ha recetado medicamentos para controlar la presión arterial, es importantísimo que siga el tratamiento al pié de la letra. Sin embargo, esto no quiere decir que no pueda probar con otras alternativas. Estos remedios no tienen efectos secundarios y, a largo plazo, podrían lograr una cura permanente para su problema.

A continuación 10 alimentos para regular la tensión arterial

1) BANANAS

La banana es una de esas frutas que los paciente con presión arterial alta pueden comer regularmente. La banana es una fuente rica en potasio lo cual puede ayudar a controlar la presión arterial. Investigaciones recientes en la India reportan que la presión arterial se puede reducir hasta en un 10% comiendo dos bananas al día durante un par de semanas. Como beneficio adicional, esta fruta es muy bajo en sodio y no tiene colesterol.

2) AJO

Se dice que, tanto el ajo crudo como el ajo cocido, tienen propiedades que pueden ayudar a controlar la presión sanguínea, al mismo tiempo, también pueden reducir los niveles de colesterol. Trate de comer entre uno y dos dientes de ajo al día, previamente machacados. Los dientes de ajo machacados crean sulfuro de hidrógeno, un compuesto que promueve el buen flujo de la sangre, elimina los gases y reduce la presión sobre el corazón. Otra alternativa es tomar dos veces por días, entre 5 y 6 gotas de jugo de ajo mezclado con 4 cucharaditas de agua.

3) CELERY (APIO ESPAÑA)

La 3-N-butilftalida, una especie de “fitoquímico” presente en grandes cantidades en el celery, puede ayudar a controlar la presión arterial alta. El celery consumido de manera regular, no solo puede mejorar los niveles de la presión arterial, sino que también ayudará a reducir las hormonas del estrés que constriñen los vasos sanguíneos, lo cual puede causar hipertensión. Trate de comer, al menos, un tallo de celery con un vaso de agua al día.

4) LIMON

El consumo regular de limón es también una buena manera de controlar la hipertensión. El limón ayuda a eliminar la rigidez de los vasos sanguíneos, haciéndolos más suaves y flexibles, lo cual puede ayudar a reducir la presión arterial. Adicionalmente, el limón contiene mucha vitamina B, necesario para evitar la insuficiencias cardíacas. Es una buena idea tomar un vaso de agua tibia con jugo de limón, temprano en la mañana y con el estómago vacío. Para un mejor resultado, no agregue ni sal ni azúcar.

5) MIEL

La miel tiene un efecto calmante sobre los vasos sanguíneos y por lo tanto puede ser útil en la reducción de la presión arterial alta. Las personas que sufren de hipertensión deben hacer un hábito el consumo de una o dos cucharaditas de miel al día, preferiblemente en ayunas. Otra alternativa es consumir una mezcla de una cucharadita de miel, una cucharadita de jugo de jengibre y dos cucharaditas de semillas de comino en polvo dos veces al día. Otro remedio eficaz es una mezcla de jugo de albahaca y miel en la misma cantidad, tomado en ayunas, todos los días.

6) JUGO DE CEBOLLA

La cebolla también se puede utilizar para ayudar a bajar la presión arterial. Trate de comer una cebolla mediana, cruda, al día (puede incluirla en sus ensaladas). También puede hacer una mezcla con media cucharadita de jugo de cebolla y media cucharadita de miel, dos veces al día durante dos semanas.

7) PIMIENTA DE CAYENA (PIMENTA ROJA)

Los que sufren de hipertensión leve deben comer pimienta de cayena. Este es uno de los ingredientes que puede promover el flujo sanguíneo evitando que las plaquetas se agrupen y se acumulen en la sangre. Se puede añadir un poco de pimienta de cayena a la ensalada de fruta o de verduras. Puede incluso añadir una pizca de pimienta de cayena a la sopa antes de beberla. Como ésta puede ser muy picante, hay que añadir solo un poco.

8) AGUA DE COCO

Las personas que sufren de presión arterial alta deben tratar de mantener su cuerpo bien hidratado. Es una buena idea beber al menos 8 vasos de líquido al día. Parte de ese líquido puede ser agua de coco, una bebida deliciosa y nutritiva. Consumido regularmente, el agua de coco puede mejora significativamente su nivel de presión arterial.

9) SEMILLAS DE FENOGRECO/ ALHOVA (Trigonella foenum-graecum)

La pasta de semillas de alholva es una de los remedios populares más comúnes para reducir la tensión arterial. Para hacer la pasta, tome una o dos cucharaditas de semillas y hiérvalas durante dos minutos. Cuele las semillas de alholva y con la ayuda de una procesadora de alimentos, muela hasta hacer una pasta. Consuma esta pasta dos veces al día -una por la mañana con el estómago vacío y una en la noche- durante dos o tres meses para que note una mejoría significativa en su nivel de presión arterial.

10) SEMILLAS DE SANDIA/PATILLA

Las semillas de sandía contienen un compuesto conocido como cucurbocitrin, el cual ayuda a dilatar los capilares sanguíneos y también mejora la función de los riñones. Esto a su vez ayuda a reducir la presión arterial y a aliviar los dolores de artritis. Tome dos cucharadas de semillas de sandía secas, aplaste suavemente y añada a una taza de agua hervida. Deje reposar durante al menos una hora. Luego cuele y tome cuatro cucharadas de esta agua a intervalos regulares durante el día.

Para concluir, puede probar algunos de los remedios naturales mencionados como complemento de su tratamiento pero es muy importante que siga los consejos de su médico y que le notifique sobre cualquier terapia complementaria que decida llevar a cabo. Al tratar de regular la hipertensión, asegúrese también de mantener una dieta baja en sal, hacer al menos 20 minutos de ejercicio al día y reducir su consumo de alcohol y tabaco.

Fuente: Naturisima.net

La física cuántica demuestra que hay vida después de la muerte

Vida despues de la muerteUna vez más, en algo que ya viene siendo habitual en este “final de los tiempos”, la física se une a la espiritualidad, como no podría ser de otro modo; pues si atendemos al hecho que la materia fue creada por Dios o Mente Divina, obviamente el materialismo o densidad física, es una expresión o extensión de sí mismo, por ende la física y la espiritualidad son una misma cosa.

Aquellos que aceptan la existencia de Dios en un sentido puramente espiritual, alejado de la religión, entienden que éste es Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente; es decir, la Mente Divina, Dios, lo puede todo, posee sabiduría infinita y dispone de presencia infinita y atemporal.

Si fuimos creados a su imagen y semejanza, es lógico pensar que disponemos de esas mismas cualidades:

«Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, varón y mujer los creó.»

– Génesis 1:27 –

Dicho de otro modo, la física viene a demostrar empíricamente, lo que para el mundo espiritual era algo evidente: EL ESPIRITU ES INMORTAL E INFINITO.

La noticia, publicada por RT es la siguiente:

Hay vida después de la muerte, y la muerte es una ilusión creada por nuestra conciencia. Un científico estadounidense ha encontrado pruebas de esta teoría en la física cuántica.

“Creemos que la vida es solo la actividad del carbono y una mezcla de moléculas; vivimos un tiempo y después nos pudrimos bajo tierra”, escribió el doctor en medicina Robert Lanza, citado por el diario británico ‘Daily Mail‘.

Este profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest de Carolina del Norte argumentó que los humanos creemos en la muerte porque “nos han enseñado a creer que morimos”; es decir, nuestra conciencia asocia la vida con el cuerpo, y sabemos que el cuerpo muere.

Su teoría, denominada ‘biocentrismo’ o ‘universo de la biocéntrica’, explica que la muerte no puede ser tan terminal como creemos. Según esta teoría, la biología y la vida originan la realidad y el universo, y no a la inversa.

De eso se desprende que la conciencia determina la forma y el tamaño de los objetos del universo.

Para dar un ejemplo, Lanza se centra en cómo percibimos el mundo que nos rodea. Una persona ve el cielo azul y le dicen que ese color es el ‘azul’, “pero se pueden cambiar las células de su cerebro para que vea el cielo de color verde o rojo”.

Nuestra conciencia da sentido al mundo y puede ser alterada para cambiar nuestra interpretación. Desde el punto de vista de la biocéntrica, el espacio y el tiempo no se comportan de manera tan rígida ni tan rápida como nos presenta nuestra conciencia.

Si aceptamos la teoría de que el espacio y el tiempo simplemente son ‘herramientas de nuestra mente’, entonces la muerte y la idea de la inmortalidad existen en un mundo sin límites espaciales ni lineales.

Los físicos teóricos creen que hay una cantidad infinita de universos en los que diversas variaciones de personas y situaciones existen y ocurren simultáneamente.

Lanza afirma que todo lo que puede suceder sucede en algún momento en todos estos ‘multiversos’ (los múltiples universos posibles), lo que significa que la muerte no puede existir “en un sentido real”.

Según Lanza, que participó en los primeros experimentos de clonación, cuando morimos nuestra vida se convierte en una “flor perenne que vuelve a florecer en el multiverso”.

Para corroborar su teoría, el científico citó un experimento conocido como ‘experimento de la doble rendija‘, que demuestra que la percepción humana participa en el comportamiento de la materia y la energía.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/111416-fisica-cuantica-vida-despues-muerte?utm_source=browser&utm_medium=aplication_chrome&utm_campaign=chrome