Archivo de la etiqueta: Bricso

¿Será el BRICSO la nueva divisa de referencia mundial?

Todo apunta a que ese escenario se podría dar de continuar las cosas como están: La alianza de los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), más sus dos asociados, Irán y Venezuela, podrían plantearse la creación de una moneda común siguiendo una evolución, de por sí natural, del intercambio de ciertos bienes en sus respectivas monedas: materias primas, productos industriales y agrícolas, tecnología, energía, inversión en estructuras, desarrollo militar, I+D, etc.

Esta evolución surge de la necesidad de facilitar la compra-venta entre todos aquéllos países que forman este bloque, al que de seguro se irán sumando nuevos miembros una vez el BRICSO haya sido aceptado y estabilizado.

Este decisivo paso redundaría en el colapso del ‘petrodólar’ y posiblemente de las otras monedas aceptadas como divisas de reserva (Libra Esterlina, Euro y Yen), ya que los países BRICS, debido a sus ingentes reservas de oro que aumentan a diario, respaldarían esta nueva divisa con el oro, conduciendo a un probable regreso del Patrón Oro según venimos anunciando en nuestra página desde hace largo tiempo.

La implantación, o mejor dicho, la reimplantación del Patrón Oro, conllevaría la muerte súbita para todas aquéllas otras monedas fiduciarias, cuyo valor sólo está basado en el valor que los grandes bancos han decidido otorgar, al no estar respaldadas por riqueza real. Recordemos que este ‘privilegio’, fue adquirido a raíz del Acuerdo de Bretton Woods.

Esta nueva situación podría conducir, del mismo modo, a la erradicación de todas aquéllas deudas basadas en un dinero que ha sido generado a partir de la ‘nada’, en una macro estafa planetaria orquestada por la oligarquía bancaria, en connivencia con los bancos centrales de múltiples gobiernos títeres o sometidos al chantaje.

Otro hecho que puede llevar a la ruptura con las monedas ligadas a la venta del petróleo, fue la puesta en marcha el Banco Mundial de Desarrollo por los mismos miembros del BRICS. Véase la noticia publicada por la página oroplata.com:

“El banco BRICS es el primer paso en la desdolarización de la economía mundial”

Por otro lado, la noticia publicada hoy por RT Actualidad (aquí) se hace eco de este posible escenario, que esperemos se produzca a la mayor brevedad posible.

La emancipación de los combustibles fósiles y de la esclavización de la monedas fiduciarias/fraccionarias ligadas a éstos, supondría la implantación paulatina de nuevas energías limpias y libres, llevando al planeta a un auge económico sin precedentes y a la aparición de un nuevo paradigma; dónde el saneamiento medio ambiental, el desarrollo económico, científico, sanitario y estructural, se unan al retorno del ‘derecho natural’, dónde todos tendríamos cubiertas las necesidades más básicas con carácter universal: vivienda, alimentación, trabajo, educación, sanidad y justicia equitativa basada en el derecho consuetudinario. Ver también post relacionado: Nuestra libertad es ‘ahora’.

He aquí un ejemplo publicado por RT Actualidad el 20 de octubre de 2013, según el ex economista del Banco Mundial Peter Koenig, de las diferentes estepas o escenarios posibles:

El ‘bricso’, la moneda de los BRICS, revolucionaría mucho más que el sistema económico mundial, sostiene el execonomista del Banco Mundial Peter Koenig en un artículo donde detalla quién tomaría las riendas del mundo en ese hipotético escenario.

En la primera parte de una serie de artículos, Koenig sugería que la introducción de una nueva moneda, el ‘bricso’, lanzada por el bloque BRICS, podría frustrar los planes de EE.UU. de crear un nuevo orden mundial.En su más reciente artículo  describe cómo se desarrollarían los acontecimientos en ese hipotético caso. ¿Cómo sería el devenir económico mundial con el ‘bricso’? ¿Cómo afectaría su lanzamiento al dólar? ¿Y a la población en general? En su artículo, publicado en el portal de noticias ‘The Voice of Russia‘, Koenig responde a estas y a otras cuestiones y dibuja un panorama mundial radicalmente distinto al actual.

1. Primeras horas de pánico

Las siguientes 24 horas serían de auténtico desconcierto. Los medios se volverían locos y la gente sentiría miedo y especularía sobre el futuro económico, señala el execonomista.

Algunos se plantearían ir a los bancos, pero ni siquiera podrían cambiar sus dólares y euros en efectivo en ‘bricsos’, porque,  al menos en un principio, esta moneda sería virtual. Otros optarían por convertir sus cuentas bancarias en divisas BRICS., lo que les mantendría a salvo.

También habría personas que continuarían confiando en el dólar.

2. Colapso de los mercados de valores

Pasadas 48 horas, los mercados de valores occidentales se derrumbarían literalmente, asegura el autor del artículo. Las autoridades optarían por cerrar los bancos ante el caos ocasionado por la noticia. Diez días después, la gente, sin dinero para comprar comida y otros artículos de primera necesidad, tomaría las calles.

Las entidades bancarias abrirían de nuevo pasado un tiempo, pero solo durante unas horas al día y con estrictos límites para la retirada de dinero.

Según Koenig, visualizar un escenario ficticio como este no resulta tan difícil en la actualidad. De hecho, uno podría especular que los sistemas bancarios de la UE y EE.UU. se han estado preparando para una crisis de tal magnitud, destaca el autor, mencionando el reciente colapso del sistema bancario chipriota.

3. Abandono del euro

Algunos Gobiernos europeos, especialmente los de los países más débiles de la eurozona, estudiarían salir del euro, volver a las monedas que tenían antes y nacionalizar sus bancos un mes después de la introducción del ‘bricsos’. La medida les permitiría  imprimir su propio dinero y estimular la economía local con un sistema bancario nacional que promovería la producción y el consumo interno, creando así puestos de trabajo y en definitiva, restableciendo  la confianza en la sociedad.

4. Reintroducción del patrón oro

EE.UU. ordenaría al FMI volver a introducir el patrón oro a una tasa arbitraria de 2.000 dólares la onza y con un endeudamiento a una relación de 10:1.

Las entidades bancarias se dividirán en bancos de inversión y banca comercial tradicional, lo que supondría el retorno de la ley Glass-Steagall, que introdujo reformas bancarias y que Bill Clinton derogó en 1998.

Los productores de petróleo de Estados del Golfo se apresurarían a convertir sus reservas de dólares en ‘bricsos’ o euros. Cuando los bancos abrieran, el dólar habría perdido cerca de dos tercios de su valor en relación con el euro y la libra esterlina.

5. Tratando de acercase al BRICS

A los seis meses,  Grecia, España, Portugal, Italia e Irlanda optarían por salir de la zona euro y reiniciar su economía con sus propias monedas, algunos de ellos buscando en silencio una alianza con los países BRICS.

“En este escenario, la ruptura de la eurozona se vuelve casi inevitable, ya que los mecanismos de coerción económica utilizados por la Comisión Europea se ‘atascarán’ por la crisis resultante”, afirma el experto en su artículo.

“Lo que quedase de la ‘economía de mercado’ globalizado occidental cojearía”, agrega. Sin embargo, los BRICS y sus dos miembros asociados, Irán y Venezuela, se recuperarían rápidamente, ya que su nueva moneda les daría un impulso en la economía mundial.

6. Ampliación del bloque

A lo largo del primer año, Indonesia y Malasia se unirían al bloque de los BRICS.  El mercado de los países BRICS crecería casi exponencialmente, no sólo en la producción y el consumo, sino también en el campo de la investigación, sobre todo de fuentes de energía alternativas y renovables.

No depender de combustibles fósiles se traduciría en autonomía política y allanaría el camino hacia la verdadera democracia y hacia un auténtico sistema de bienestar.  Además, los BRICS y sus aliados lograrían la autosuficiencia alimentaria.

7. Euro, parte de la cesta ‘ bricso’

A principios de 2015, se iniciarían las negociaciones para que el euro se sumase a la cesta ‘bricso’. Los europeos necesitarían vender sus productos a los países BRICS y comprar hidrocarburos a la espera de que las energías renovables viables fueran comercializables.

Con el tiempo, subraya Koenig, se acostumbrarían al nuevo sistema, incluso aunque no les gustase.

8. Apostar por el ‘brisco’, una moneda estable

Nos situamos en 2015. Los productores de hidrocarburos ya serían conscientes de que el ‘bricso’ es una moneda estable que brinda más seguridad a largo plazo que el dólar.

El comercio de hidrocarburos en dólares disminuiría gradualmente. A estas alturas, el ‘bricso’ contaría con el respaldo de nueve naciones, las economías de los cinco países que conforman los BRICS,  junto con Irán, Venezuela, Indonesia y Malasia.  Mongolia, con una economía de rápido crecimiento, también intentaría aliarse con el bloque.

A medida que más países operasen en ‘bricsos’, la moneda se fortalecería.  Es más, se convertiría en una reserva sólida y de referencia para muchas naciones que no integran el BRICS. Además, en este hipotético escenario, se establecería un impuesto sobre la energía que sería aplaudido por numerosos países.

9. Creando conciencia

De 2015 o 2016 en adelante, la gente tomaría conciencia sobre la protección del medioambiente y la justicia social, conceptos clave en la educación y la cultura. Al mismo tiempo, una nueva forma de pensar surgiría entre las nuevas generaciones, que serían cada vez más conscientes de que lo que realmente importa no es lo material, sino la cooperación, la solidaridad y la paz.

“Los valores materiales siempre tienden a interferir con estos valores humanos sostenibles”, asegura el execonomista.

10. Cambio de valores

Desde aproximadamente el año 2020 se percibiría un importante cambio de los valores materiales a los de la vida humana. La protección de las especies, el medioambiente y los recursos cobrarán cada vez más fuerza. Garantizar una buena educación y servicios sanitarios para todos será considerado como algo fundamental, señala el artículo.

El valor de las economías dejaría de ser lineal, material y medible  (como lo es actualmente con el PIB) e incluiría estándares de bienestar, entre ellos la capacidad de resolución de conflictos.

Sería, concluye Koenig, un nuevo sistema monetario y económico muy alejado de las guerras y los conflictos motivados por la codicia.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/economia/view/109053-etapas-mundo-moneda-divisa-brics

Crean el nuevo sistema financiero mundial

La puesta en marcha del Banco de Desarrollo propio por parte de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), a los que posiblemente se les unirán en breve países como Venezuela e Irán (como recogía RT el 14 de octubre: Irán está dispuesto a  unirse a los Brics) y algunos países más del eje asiático, podrían frustrar los planes de EE.UU. de crear el Nuevo Orden Mundial.

Todo apunta en esa dirección, según la coyuntura actual, así como los diferentes informes que venimos publicando del ex director de la revista Forbes para Asia, Benjamin Fulford, quién asegura que se están dando los pasos finales para la caída de la Cábala y, por consiguiente, de la Reserva Federal. La caída de la Reserva Federal a su vez supondrá la caída de todas las bolsas mundiales y el hundimiento del dólar como moneda de referencia.
En este sentido, es más que probable que esta caída se produzca este mismo otoño o, a más tardar, hacia finales de diciembre, aprovechando el cierre del año fiscal.

Como sugiere Peter Koenig, ex economista del Banco Mundial,…

“Imagine que es 31 de diciembre de 2013. Los presidentes de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), junto con Irán y Venezuela convocan una improvisada rueda de prensa -en París- para presentar un “mar de cambios en la economía, como ellos lo llaman”, destaca Koenig, que colabora con ‘La Voz de Rusia’.

El presidente de China y secretario general del Partido Comunista, Xi Jinping, abriría la conferencia sin mucho bombo al presentar el tema como un evento que puede tener repercusiones en todo el mundo, sugiere el periodista.

“Nosotros, el BRICS y otros países productores de hidrocarburos como Irán y Venezuela que pueden unirse en el futuro, hemos decidido a partir de mañana -1 de enero de 2014- tomar dos nuevas medidas económicas. En primer lugar, el BRICS, Irán y Venezuela lanzarán una nueva moneda, llamada ‘bricso’. El ‘bricso’ será, al menos al principio, una moneda virtual, similar a lo que fue el euro en sus primeros años de existencia y en la actualidad es el sucre en la comunidad de comercio de América del Sur del ALBA. La columna vertebral del ‘bricso’ es una cesta de fondos del BRICS y de los de Irán y Venezuela. Las monedas de los distintos países serán evaluadas en función de su respectiva capacidad económica similar a los Derechos Especiales de Giro -SDR- del FMI. La canasta inicial de los Siete no impide que más adelante otros países -los socios comerciales del BRICS-  puedan unirse al ‘bricso'”, anunciaría Jinping según su hipótesis.
Fuente: RT

La noticia de publicada en RT esta misma tarde del 26 de octubre recoge lo anterior y explica cómo el distanciamiento de los Brics del dólar llevaría a la creación de su propia moneda y, por tanto, del nuevo sistema financiero mundial:

El bloque BRICS crea un nuevo sistema financiero mundial

Publicado: 25 oct 2013 | 17:03 GMT Última actualización: 25 oct 2013 | 17:03 GMT

El mundo necesita un nuevo consenso. La nueva era exige nuevas instituciones que sustituyan al Banco Mundial, al FMI y a la OMC, y los países BRICS van a asumir la responsabilidad de materializarlas, opina el economista y escritor Laurence Brahm.

En su artículo publicado en el diario ruso ‘RBC Daily‘ el experto destaca que la crisis de las antiguas instituciones financieras creadas en el marco del sistema de Bretton Woods después de la Segunda Guerra Mundial ha permitido que se intensifique el protagonismo de los países BRICS, que van a cambiar la arquitectura financiera global.

“Se suponía que [el Banco Mundial, el FMI y la OMC] iban a garantizar la estabilidad de la económica mundial, pero desde la década de 1970 estas instituciones se han inclinado ideológicamente hacia la política del extremismo de mercado y el orden neocolonial. En cierta manera fueron sus políticas fundamentalistas lo que propició la crisis de 2008”, destaca Brahm.

“En este sentido, a nivel supranacional la tarea de reconfigurar la arquitectura financiera global recae en manos de los países BRICS. Su influencia va a crecer. También hacen uso de la economía integrada en lugar de seguir las políticas del Consenso de Washington del fundamentalismo de mercado”, explicó.

El bloque BRICS se distancia del dólar

Y para conseguirlo el bloque BRICS cumple con todos los requisitos. Los países alcanzaron acuerdos comerciales bilaterales fuera de la OMC, estableciendo los precios de los bienes dentro de los límites de los cestos de monedas mixtas, lo que cambia radicalmente la precepción de la economía mundial. Ahora los países BRICS están preparando una ‘hoja de ruta’ para crear un nuevo banco de desarrollo, un fondo de estabilización y un mecanismo para la resolución de disputas comerciales que puedan hacerse cargo de las funciones que antes correspondían al Banco Mundial, el FMI y la OMC, en un intento de trabajar en paralelo.

Para tener la posibilidad de influir en los asuntos económicos globales, China y otros países BRICS han decidido que es hora de crear un nuevo consenso global. En marzo de 2012 los líderes de los países BRICS emitieron la Declaración de Nueva Delhi, que aboga por un nuevo sistema financiero.

En marzo de 2013, en Sudáfrica los líderes de los países BRICS, además de una ‘hoja de ruta’ para la creación de un banco del BRICS como alternativa al Banco Mundial, acordaron establecer un consejo de negocios de los BRICS que actuará como órgano de administración de la zona de libre comercio, un órgano que crearán los BRICS para trabajar en paralelo con la OMC.

“Se puede esperar que como alternativa el banco de los BRICS ofrecerá préstamos no limitados por condiciones, pero a tasas de interés más altas, es decir, utilizará un enfoque más empresarial. Además, podrá financiar proyectos en sectores en los que el Banco Mundial no trabaja, por ejemplo en el campo de los biocombustibles o la energía nuclear. El siguiente paso lógico sería la creación de un fondo de estabilización de los BRICS como una alternativa al FMI, lo que puede requerir la creación de una nueva moneda de reserva global. Es posible que se incluya en la cesta el real, el rublo, la rupia, el yuan y el rand. Está claro que los países BRICS se esfuerzan por ser menos dependiente del dólar de EE.UU.”, explica el economista.

“Al convertirse en una alternativa viable al FMI, el fondo de ‘emergencia’ será capaz de cambiar las placas tectónicas del sistema financiero global. El fondo de estabilización de los BRICS podría alcanzar 240.000 millones de dólares en moneda extranjera, que es más que el PIB combinado de 150 países. Esto aumentará el prestigio de los países BRICS no solo como centros de poder regional, sino también como una fuerza con la que sus vecinos podrían distanciarse del subdesarrollo”, concluyó.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/economia/view/109564-brics-nuevo-sistema-financiero-mundial