Dinero positivo

Interesante artículo publicado en el diario El Mundo sobre Positive Money, un partido político que pretende concienciar a la gente de cómo se crea el dinero deuda por los bancos centrales y cuál sería la solución a la causa de nuestros actuales problemas financieros: la devolución de la soberanía para la creación del dinero al estado público.

Lamentablemente, el artículo no profundiza en quiénes son los más beneficiados por su creación, ni en las nefastas consecuencias del dinero fraccionario, generado a partir del dinero deuda; ni cuál es el objetivo in extremis de dicha manipulación monetaria manifiestamente dirigida por el poder en la sombra de la élite oligárquica, al que también podemos llamar, digámoslo llanamente,…: ESTAFA MAYÚSCULA.

  • Positive Money aspira a crear conciencia sobre los problemas del sistema monetario

Ben Dyson, fundador de la organización sin ánimo de lucro Positive Money, en la estación de King Cross.C. F.

CARLOS FRESNEDA

Actualizado: 27/07/2014 03:04 horas

¿De dónde viene el dinero? Podemos darle vueltas a la respuesta, pero la explicación más simple es ésta: el 3% del dinero en circulación son los billetes y las monedas contantes y sonantes que emiten los bancos centrales, mientras que el 97% es dinero electrónico ‘creado’ por los bancos comerciales a través del proceso de concesión de créditos.

“La mayoría de la gente tiene una idea difusa o equivocada de cómo se crea el dinero”, advierte el británico Ben Dyson, fundador de Positive Money. “Muchos se sorprenden al descubrir que la mayoría del dinero no lo crea el Estado, sino los bancos comerciales y a partir de la nada, en el momento de conceder préstamos que constan como un apunte contable”.

Ahí está la auténtica raíz de la crisis financiera“, sostiene Dyson. “El origen del dinero es la deuda, personal y coleciva, que tendremos que pagar tarde o temprano con intereses”.

Contra esa idea del ‘dinero negativo’ se rebela Dyson, 29 años, que empezó a escribir sus punzantes análisis del sistema monetario mientras estudiaba Económicas y Desarrollo. Su popular blog acabó cuajando en el 2010 en Positive Money, la organización sin ánimo de lucro que defiende un cambio radical en la manera en que se crea el dinero.

El problema de fondo es que el dinero se ha privatizado a hurtadillas“, asegura Dyson. “Se trata sin duda de la mayor privatización de la historia, sin que apenas nos hayamos dado cuenta. Y mientras el sistema siga funcionando así, mientras los bancos comerciales puedan seguir creando dinero de la nada (aunque cumplan los límites regulatorios en cuestiones de exigencias de capital y reservas), los problemas se van a ir acumulando“.

Los altos niveles de deuda personal y deuda pública, las burbujas especulativas, la inestabilidad financiera, la desigualdad económica o los recortes de los servicios públicos son, según Dyson, el precio que todos tenemos que pagar por el origen ‘negativo’ del dinero, de ahí su empeño en darle la vuelta a la moneda.

¿De dónde vendría el dinero ‘positivo’? Los bancos comerciales perderían de entrada el ‘poder’ de crear dinero. Un hipotética Ley de Dinero Público devolvería la facultad exclusivamente al banco central, a través de un sistema democrático y transparente. Se crearía un un Comité para la Creación del Dinero (políticamente independiente y neutral, como el Comité de Política Monetaria). Y el dinero creado sería ‘libre de deuda’, con incentivos para estimular la economía real y no alimentar las burbujas financieras.

Ben Dyson y Andrew Jackson han esbozado esa visión en Modernizing Money (por qué nuestro sistema monetario ha hecho aguas y cómo se puede solucionar). Los dos saben a ciencia cierta que se trata de una propuesta demasiado radical para los tiempos que corren, ahora que los bancos vuelven a ser ‘intocables’ y que los políticos se aferran a las viejas fórmulas.

“Los grandes partidos aún no han llamado a nuestras puertas, pero estamos despertando el interés de los economistas y de los expertos”, asegura Dyson, que recuerda las peticiones reiteradas del analista Martin Wolf en el Financial Times para “arrebatar a los bancos privados el poder de crear dinero”.

Positive Money cuenta de momento con 30.000 seguidores en el Reino Unido y ha tendido redes con una larga veintena de organizaciones similares en todo el mundo, incluida España, para crear conciencia sobre los problemas del sistema monetario y reclamar “el poder de crear dinero para el interés público y de una manera democrática, transparente y verificable”.

Las monedas digitales y las monedas sociales están sirviendo como acicate, pero serán en cualquier caso complementarias“, sostiene Dyson. “La mayoría de la gente seguirá usando la moneda ‘central’, en su forma actual en monedas o billetes o con sistemas avanzados de pago a través del móvil”.

“Lo que necesitamos no es ni más ni menos que una Ley de Regulación Bancaria puesta al día como la que se aprobó en 1844 en Gran Bretaña”, concluye el fundador de Dinero Positivo. “Aquella ley sirvió para arrebatar a los bancos el poder de crear billetes, que quedó bajo control del Banco de Inglaterra. La nueva ley serviría para hacer lo mismo con el dinero electrónico. Ni más ni menos”.

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/2014/07/27/53d4162322601d77768b4580.html

Agradecimiento a nuestro amigo y seguidor D. M. por compartir el enlace.

 

El BRICS firma el acuerdo para la creación del Banco de Desarrollo

Lo hemos anunciado en numerosas ocasiones y se ha hecho de esperar, pero ya lo tenemos aquí. Es, sin ninguna duda, el principio del fin del dinero deuda tal y como lo hemos conocido hasta ahora. La puesta en marcha del Banco de Desarrollo hará que el petro-dólar o moneda fiat afronte una difícil situación, sometido a grandes tensiones debido a que los países miembros del BRICS y otros que han suscrito acuerdos con ellos, tal es el caso de Indonesia, Uruguay, Ecuador, Irán, Venezuela, Argentina, etc., ya están efectuando intercambios en sus propias monedas o en especies a través de compensaciones, lo que tarde o temprano acabará con el dólar como divisa de referencia.

En el horizonte se nos presenta un mundo más justo, equitativo, basado en la cooperación financiera y política, y no en el imperialismo psicótico de países cuyos políticos o dirigentes han dirigido el mundo a su antojo y desdén, en una especie de ego cargado de testosterona ignorante y desafiante.

Estamos entrando de pleno en la Era de Acuario, anticipada por los mayas, donde el ego dará paso al des-ap-ego a lo material y a la verdadera felicidad. Del enriquecimiento a través de la esclavitud o sumisión de aquéllos que no piensan o no son iguales a nosotros, sea por condición social, lugar de nacimiento, raza o credo religioso; a la cooperación diplomática y aceptación de los demás sin distinción alguna.

Hoy es un gran día…es el principio. Habrá aún días duros a seguir, pero la luz ya brilla en el horizonte.

Esta es la noticia recogida por Rusia Today:

Durante el primer día de la sexta cumbre del BRICS, los países miembros han firmado el acuerdo de creación de un nuevo Banco de Desarrollo.

Durante el primer día de la sexta cumbre del BRICS, los países miembros han firmado el acuerdo de creación de un nuevo Banco de Desarrollo.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/134074-brics-acuerdo-crear-banco-desarrollo?utm_source=browser&utm_medium=aplication_chrome&utm_campaign=chrome

La nueva institución financiera del BRICS reforzará significativamente el sistema financiero mundial en un momento en que la reforma del FMI se encuentra estancada. El nuevo banco será uno de las entidades multilaterales de desarrollo más grandes del mundo, pues el capital declarado será de 100.000 millones de dólares. El banco se caracterizará  por una distribución equitativa de las participaciones del capital y la gestión de derechos. Se prevé que su sede se encuentre en Shanghái (China).

La creación del Banco de Desarrollo de BRICS permitirá a sus países miembros ser más independientes respecto de la política financiera de los países occidentales, según ha declarado el presidente ruso, Vladímir Putin en la sexta cumbre de BRICS.

La presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, insta a no considerar las acciones del BRICS como un deseo de dominio. “Abogamos por la justicia y la igualdad de los derechos”, reiteró. “La crisis económica y financiera, que aún continúa, aumenta el desempleo y la desigualdad social. Vemos que crece el número de conflictos regionales, se deteriora la ecología, se percibe una escasez de gobernanza global”, agregó.

En sus primeros años de funcionamiento, el banco recibirá una aportación de 2.000 millones de dólares por cada país. Según el ministro ruso de Hacienda, Anton Siluánov, el Banco aceptará la entrada en sus filas de nuevos miembros pertenecientes a la ONU, si bien la participación del BRICS nunca será menor de un 55%.

Todas las decisiones se aprobarán por mayoría especial, es decir, con el apoyo de cuatro de los cinco representantes de los BRICS, o con dos tercios de los votos. El banco podría empezar a operar ya el próximo año si todos los participantes logran ratificar a tiempo los documentos necesarios y proporcionar los fondos necesarios. Se prevé que el banco financie proyectos de infraestructura de los países participantes.

El nuevo banco aspira a ser un símbolo de la creciente influencia de las economías emergentes en la arquitectura financiera mundial, dominada hasta ahora por Estados Unidos y Europa. La idea de crear un banco fue propuesta por la India, que sugiere reforzar de este modo el papel de los BRICS en la economía mundial y apoyar a los países en desarrollo.

La decisión de crear el Banco de Desarrollo se tomó durante la cumbre de Durban (Sudáfrica) a finales de marzo de 2013. En agosto de ese año altos funcionarios de Brasil, Rusia, Sudáfrica, India y China acordaron la estructura del Banco, cuyo objetivo es proporcionar fondos para el desarrollo de proyectos de infraestructura. El capital autorizado será de 100.000 millones de dólares, el capital asignado (entre los países participantes) ascenderá a 50.000 millones de dólares, mientras que el capital ya pagado (que los países se comprometen a dar en siete años) será de 10.000 millones de dólares.

La nueva institución financiera del BRICS reforzará significativamente el sistema financiero mundial en un momento en que la reforma del FMI se encuentra estancada. El nuevo banco será uno de las entidades multilaterales de desarrollo más grandes del mundo, pues el capital declarado será de 100.000 millones de dólares. El banco se caracterizará  por una distribución equitativa de las participaciones del capital y la gestión de derechos. Se prevé que su sede se encuentre en Shanghái (China).La creación del Banco de Desarrollo de BRICS permitirá a sus países miembros ser más independientes respecto de la política financiera de los países occidentales, según ha declarado el presidente ruso, Vladímir Putin en la sexta cumbre de BRICS.

La presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, insta a no considerar las acciones del BRICS como un deseo de dominio. “Abogamos por la justicia y la igualdad de los derechos”, reiteró. “La crisis económica y financiera, que aún continúa, aumenta el desempleo y la desigualdad social. Vemos que crece el número de conflictos regionales, se deteriora la ecología, se percibe una escasez de gobernanza global”, agregó.

En sus primeros años de funcionamiento, el banco recibirá una aportación de 2.000 millones de dólares por cada país. Según el ministro ruso de Hacienda, Anton Siluánov, el Banco aceptará la entrada en sus filas de nuevos miembros pertenecientes a la ONU, si bien la participación del BRICS nunca será menor de un 55%.

Todas las decisiones se aprobarán por mayoría especial, es decir, con el apoyo de cuatro de los cinco representantes de los BRICS, o con dos tercios de los votos. El banco podría empezar a operar ya el próximo año si todos los participantes logran ratificar a tiempo los documentos necesarios y proporcionar los fondos necesarios. Se prevé que el banco financie proyectos de infraestructura de los países participantes.

El nuevo banco aspira a ser un símbolo de la creciente influencia de las economías emergentes en la arquitectura financiera mundial, dominada hasta ahora por Estados Unidos y Europa. La idea de crear un banco fue propuesta por la India, que sugiere reforzar de este modo el papel de los BRICS en la economía mundial y apoyar a los países en desarrollo.

La decisión de crear el Banco de Desarrollo se tomó durante la cumbre de Durban (Sudáfrica) a finales de marzo de 2013. En agosto de ese año altos funcionarios de Brasil, Rusia, Sudáfrica, India y China acordaron la estructura del Banco, cuyo objetivo es proporcionar fondos para el desarrollo de proyectos de infraestructura. El capital autorizado será de 100.000 millones de dólares, el capital asignado (entre los países participantes) ascenderá a 50.000 millones de dólares, mientras que el capital ya pagado (que los países se comprometen a dar en siete años) será de 10.000 millones de dólares. 

Etiquetas:

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/134074-brics-acuerdo-crear-banco-desarrollo?utm_source=browser&utm_medium=aplication_chrome&utm_campaign=chrome

 

La nueva institución financiera del BRICS reforzará significativamente el sistema financiero mundial en un momento en que la reforma del FMI se encuentra estancada. El nuevo banco será uno de las entidades multilaterales de desarrollo más grandes del mundo, pues el capital declarado será de 100.000 millones de dólares. El banco se caracterizará  por una distribución equitativa de las participaciones del capital y la gestión de derechos. Se prevé que su sede se encuentre en Shanghái (China).La creación del Banco de Desarrollo de BRICS permitirá a sus países miembros ser más independientes respecto de la política financiera de los países occidentales, según ha declarado el presidente ruso, Vladímir Putin en la sexta cumbre de BRICS.

La presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, insta a no considerar las acciones del BRICS como un deseo de dominio. “Abogamos por la justicia y la igualdad de los derechos”, reiteró. “La crisis económica y financiera, que aún continúa, aumenta el desempleo y la desigualdad social. Vemos que crece el número de conflictos regionales, se deteriora la ecología, se percibe una escasez de gobernanza global”, agregó.

En sus primeros años de funcionamiento, el banco recibirá una aportación de 2.000 millones de dólares por cada país. Según el ministro ruso de Hacienda, Anton Siluánov, el Banco aceptará la entrada en sus filas de nuevos miembros pertenecientes a la ONU, si bien la participación del BRICS nunca será menor de un 55%.

Todas las decisiones se aprobarán por mayoría especial, es decir, con el apoyo de cuatro de los cinco representantes de los BRICS, o con dos tercios de los votos. El banco podría empezar a operar ya el próximo año si todos los participantes logran ratificar a tiempo los documentos necesarios y proporcionar los fondos necesarios. Se prevé que el banco financie proyectos de infraestructura de los países participantes.

El nuevo banco aspira a ser un símbolo de la creciente influencia de las economías emergentes en la arquitectura financiera mundial, dominada hasta ahora por Estados Unidos y Europa. La idea de crear un banco fue propuesta por la India, que sugiere reforzar de este modo el papel de los BRICS en la economía mundial y apoyar a los países en desarrollo.

La decisión de crear el Banco de Desarrollo se tomó durante la cumbre de Durban (Sudáfrica) a finales de marzo de 2013. En agosto de ese año altos funcionarios de Brasil, Rusia, Sudáfrica, India y China acordaron la estructura del Banco, cuyo objetivo es proporcionar fondos para el desarrollo de proyectos de infraestructura. El capital autorizado será de 100.000 millones de dólares, el capital asignado (entre los países participantes) ascenderá a 50.000 millones de dólares, mientras que el capital ya pagado (que los países se comprometen a dar en siete años) será de 10.000 millones de dólares.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/134074-brics-acuerdo-crear-banco-desarrollo?utm_source=browser&utm_medium=aplication_chrome&utm_campaign=chrome

Rusia Today declara que el 11S fue un asunto interno

Juan 8:32 – 33 “…y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres….”

La Biblia

Una cosa es bien cierta, vivimos momentos de gran tribulación, bíblica o no, donde parece todo convulsionado por los acontecimientos actuales: crisis económica, crisis social, crisis política, crisis religiosa…

Sea como fuere, el mundo está cansado del dominio de psicópatas cuyo único objetivo durante los últimos 150 años, y muy especialmente desde la puesta en funcionamiento de la Reserva Federal, no ha sido otro que el de dominar a los más desfavorecidos, haciendo que éstos trabajen desde su nacimiento por mantener su estirpe o linaje proveniente de los “semidioses”. Esto está provocando una limpieza de todos los sectores que envuelven nuestra sociedad tal y como la conocemos hoy día, a modo de preámbulo o dolores de parto de la madre Gaia, que está a punto de dar a luz un nuevo sistema social, una nueva forma de vida, basada en la que un día fue: la ley natural o derecho consuetudinario.

Estos dolores de parto están directamente relacionados con el despertar de consciencia de los hijos de Gaia y ésta responde convulsionándose, limpiándose, eliminando lo negativo para dar paso a lo nuevo…es el FIN DE LOS TIEMPOS anunciado en tantas y tantas profecías, amén del apocalipsis bíblico. Pero no se dejen engañar, este no es el final de los tiempos del hombre, ni de su aniquilación, sino de aquéllos otros que se hicieron pasar por ellos, siendo hombres en carne y hueso, pero exentos de alma.

El hombre, como ser espiritual y divino que es, no pertenece a esa clase de ser exento de alma, pues su esencia está basada en el amor. Por él fuimos creados, a él nos debemos, y hacia él volveremos.

El hombre volverá, por tanto,  a recuperar su esencia divina, a recuperar su libre albedrío y el  derecho inalienable a una vida digna, sin esclavitud, sin hambre, con un techo que lo cobije, con respeto a su vida y a  la de los otros, con libertad…

Ha llegado el momento que el hombre comience a saber la verdadpues ésta nos hará libres: