Piden a la CIA que desclasifique documentos sobre la muerte de Chávez

Horas después de la muerte del presidente venezolano, Hugo Chávez, grupos de derechos civiles en EE.UU. presentaron una solicitud, bajo la Ley de Libertad de Información, demandando datos vinculados con los planes de envenenar o asesinar a Chávez.

Los destinatarios de esta petición son la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Departamento de Estado y la Agencia de Inteligencia de Defensa y ha sido presentada por la organización de derechos civiles legales Partnership for Civil Justice Fund (Fondo de la Sociedad para la Justicia Civil), la organización estadounidense antibelicista Answer ANSWER, (Coalición ANSWER) y el diario ‘Liberation Newspaper’.Los grupos solicitan, amparándose en la Ley de Libertad de Información (Freedom of Information Act o FOIA), todos los registros y documentos, incluyendo correos electrónicos, cartas, memorandos, notas, fotografías, grabaciones de audio, vídeos, evaluaciones de inteligencia, registros u otros datos que “se relacionan o hagan referencia a cualquier información vinculada con los planes de envenenamiento o con otras maneras de asesinar al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien acaba de morir“.

En su petición, los solicitantes recuerdan que el Gobierno de EE.UU. conocía y contaba con información respecto a los intentos de asesinato de líderes extranjeros y nombra a algunos de estos como el líder de la revolución cubana Fidel Castro, el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo y el que fuera comandante en jefe del Ejército chileno René Schneider Chereau. La carta menciona no solo el conocimiento, sino también la posible participación de Washington en los mismos.

“El público tiene una necesidad urgente e imperiosa de recibir información que sustente cualquier intento de asesinar al presidente de Venezuela, incluido cualquier conocimiento que tenga o haya tenido el Gobierno de EE.UU. respecto a esas actividades y, en particular, el papel que el Gobierno de EE.UU. haya podido tener en esos planes”, indica el documento.

El Gobierno venezolano también ha pedido una investigación sobre las circunstancias de la enfermedad de Chávez y específicamente sobre si fue envenenado o deliberadamente expuesto a los elementos causantes del cáncer, señaló el canal NBC News.

Fuente: actualidad.rt.com

Orden de arresto ciudadana emitida para detener a ex Papa Bendicto XVI, la Reina de Inglaterra y otros funcionarios Iglesia-Estado, confiscando sus propiedades y bienes

Treinta funcionarios de la iglesia y el estado, que fueron condenados la semana pasada de cometer y ocultar los crímenes contra la Humanidad en Canadá han desafiado una orden de la corte legal, y ahora enfrentan arresto inmediato.

Hoy en día, la Corte Internacional de Justicia Common Law ha emitido una orden de arresto internacional Ciudadanos, de una duración de un año, se autoriza a la detención y encarcelamiento de estos treinta prófugos de la justicia en los términos de la sentencia de la Corte de 25 de febrero de 2013.

Una copia de la orden de detención sellada y cerrada Ciudadanos se adjunta.

La toma pública de los bienes y activos de los culpables y sus organizaciones también comenzará hoy, en Canadá, Estados Unidos, Inglaterra e Italia, de acuerdo con la orden del tribunal.

Los delincuentes fugitivos incluyen a oficiales de la Iglesia Católica, Anglicana de Canadá y Estados Unidos, funcionarios corporativos y la RCMP, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper. Pero también se encuentran el ex Papa Joseph Ratzinger, tres cardenales más importantes de la Ciudad del Vaticano, el jefe de la Compañía de Jesús, y la Reina de Inglaterra y el arzobispo de Canterbury.

“Estos criminales convictos pueden esconder todo lo que quieran, pero su propiedad de la iglesia no se puede”, dijo Calvin Hodges, un Tribunal Common Law Oficial del Orden de Canadá quien dirigirá las ocupaciones de iglesias allí.

“Los hemos declarado Enemigos Públicos para matar a miles de niños de la India, la protección de los violadores de niños y cubriéndose su inmundicia. Si no podemos arrestarlos de inmediato, entonces vamos a prohibir las iglesias y los de nuestras comunidades”.

La Corte y su cuerpo patrocinadora, el Tribunal Internacional de Crímenes de Iglesia y Estado (ITCCS), están emitiendo avisos públicos hoy en quince países que declaran los Treinta ser criminales buscados que representan un peligro claro y presente para los niños y los ciudadanos, y pide la ayuda de otros gobiernos y ciudadanos para detenerlos.

La orden de detención ciudadana se publica a los grupos locales de Acción Ciudadana, que les autoriza a detener a los Treinta y apoderarse de sus bienes.

Las autoridades locales de policía regulares en Canadá, Inglaterra, Estados Unidos e Italia han pedido formalmente a la Corte a cooperar en la ejecución de su orden.

Ocupaciones en curso la iglesia continuará indefinidamente y supondrá una Semana Internacional de Reclamación previa a la Pascua domingo, entre el 24 y 31 de 2013.

Publicado por ITCCS Central – Bruselas
05 de marzo 2013